El Congreso de la Ciudad de México discute estos días leyes que serán de vital importancia para el futuro de la capital del país: la Ley de Planeación y la Ley Orgánica del Instituto de Planeación Democrática y Prospectiva de la Ciudad de México.

Estas leyes tienen que ver con la forma en que habitantes de la ciudad podrán participar en el desarrollo de sus comunidades, así como las responsabilidades que tendrán las Alcaldías y el Gobierno central.

Ante esto, organizaciones sociales presentaron a las comisiones encargadas del dictamen una serie de propuestas de cambios a las iniciativas a discusión, con el fin de lograr una mejor participación ciudadana, lograr una mayor eficiencia de las autoridades y mejorar la comunicación entre ciudadanos y gobiernos.

Para leer columna completa: Clic aquí 

Fuente: Visionarios 2030